- Hardware

Un Pendrive que Puede Acabar con Tu Ordenador en Segundos

http://androlife.es/wp-content/uploads/dark-purple-killer-usb-623x410-623x400.jpg
Los hackers y demás aficionados a la tecnología frecuentan la experimentación en la modificación de dispositivos electrónicos. A veces con buenas ideas en mente, otras veces con el objetivo de hacer “el mal”. Este último es el caso del USB Killer 2.0, un dispositivo desarrollado por Dark Purple que afirma destruir cualquier dispositivo electrónico con un puerto USB incorporado.

Cómo funciona

 Muy resumidamente, el dispositivo hace uso de un convertidor DC/DC (corriente continua) y una serie de condensadores (dispositivos eléctricos que almacenan energía eléctrica en su interior). Cuando el USB Killer es conectado al puerto USB del ordenador, se inicia una transmisión de corriente eléctrica a los condensadores, la cual finaliza cuando estos alcanzan unos niveles determinados de carga. Una vez llegados a este punto, el condensador deja de absorber energía y se transforma en una fuente de tensión, realizando de forma instantánea una descarga de 220 voltios sobre el puerto USB al que está conectado el voltaje máximo soportado por un puerto USB es de 5 voltios

https://hsto.org/files/ab1/e76/17c/ab1e7617c6df408cbc5ca612c9f2bdc6.jpg

¿Funciona este proceso? Tal y como pueden ver en el siguiente vídeo, sí, este USB Killer es capaz de destruir un portátil Lenovo Thinkpad X60 en cuestión de segundos concretamente, los que tarda el pen drive en cargarse y en reproducir la descarga eléctrica sobre los terminales del puerto USB. Su autor afirma que este dispositivo no solo es capaz de destruir ordenadores, sino también televisiones, consolas e inclusos teléfonos móviles que cuenten con la tecnología USB OTG (USB On The Go).

Anteriormente, Dark Purple ya creo un USB Killer 1.0, el cual partía de la misma base. La diferencia es que la descarga que realizaba sobre los puertos USB era de 110 voltios, provocando, por lo tanto, un efecto menos devastador que esta segunda versión.

Deja un comentario